Reseña: LUNA NUEVA (LUNA 1), de Ian McDonald

Reseña: LUNA NUEVA (LUNA 1), de Ian McDonald

publicado en: ¿Qué se cuece? | 1

Una reseña de Víctor Blanco

 

“Oh, aquella mujer dorada que volaba en círculos y atravesaba mis certezas.”

—Adriana Corta

 

El presente libro arranca ya en la línea de salida con dos sombras agarradas en los tobillos. El primero es compartir título con una de las entregas de la saga Crepúsculo. El segundo es pisarle el terreno a un clásico supremo de la ciencia ficción como es “La luna es una cruel amante”, de Robert A. Heinlein. Novela también ambientada en el satélite, de la que, en mi opinión, Luna Nueva (Luna I) toma las ideas esenciales, aunque presentadas de un modo aparentemente distinto:

1) Una sociedad nueva, sin leyes ni tradiciones sólidas, y por tanto con referentes totalmente distintos a los nuestros.

2) La imposibilidad de regresar a la tierra debido a la presurización, la radiación y otros motivos ambientales, y el sentimiento de “no retorno” que esto provoca en los protagonistas y la sociedad lunar.

3) Consecuencia de los dos puntos anteriores: la extraña moral de los personajes. Lo chocante y, en ocasiones, radical de sus acciones.

 

giphy (4)
¿Crepúsculo? Sabíamos que alguien iba a hacer la bromita, pero no tú, sucio ronin…

 

Luna nueva es sin embargo una novela notablemente narrada, que aglutina personajes carismáticos e ideas originales para construir una historia de ciencia ficción para todos los públicos: entretenida, nada farragosa, y con sus dosis de acción, sexo, y hasta crítica/reflexión social. En este sentido, su mayor éxito constituye, en mi opinión, el saber alzarse como una novela inclusiva, es decir, que tiende la mano al lector no habitual del género.

Quiero decir con esto que la parte que atañe a la ficción está muy pulida para que la lectura sea atractiva; no que el aspecto de ciencia esté descuidado. Para muestra, descripción de una cápsula retornando a la Tierra:

 

Un eje giratorio de fibra M5 de veinte centímetros de anchura y doscientos kilómetros de longitud. Arriba, el ascensor subía hasta la masa de contrapeso, cambiaba el centro de gravedad y enviaba el cable a una órbita que rozaba la superficie. El cable blanco solo sería visible al final; parecería que descendía en vertical del cielo cuajado de estrellas. El garfio capturaría la cápsula y la arrancaría de la plataforma. Ahí arriba, una de esas estrellas luminosas era el ascensor que se deslizaba por el cable, cambiando de nuevo el centro de gravedad para que todo el montaje se desplazara a una órbita más alta. 

 

 

earth_and_moon
La Luna y la Tierra no dejan de mirarse la una a la otra en esta novela. La sociedad lunar es una excusa para hablarnos de nuestra propia y decadente sociedad.

 

La Luna ha sido colonizada y sostiene energéticamente a una Tierra envejecida, desbordada por la superpoblación. En el satélite no hay leyes, pues no existe un órgano judicial o gubernamental. Todo se sostiene sobre acuerdos, bajo el lema de que “todo es negociable”. Incluso la vida humana. No hay cárceles, ni policía. Sí existe el “Tribunal de Clavio”, aunque por lo que se nos deja intuir se basa en la compensación, un sistema que recuerda al órgano de la “Althing” vikinga. Hay por tanto, consenso. No una noción “penal”. En este sentido, y a pesar de estar presentado bajo una nueva máscara, la situación legal recuerda claramente al clásico de Heinlein anteriormente mencionado. Pero sigamos con la novela que nos ocupa.

Gobiernan el satélite cinco familias, los Cinco Dragones, que se rigen según la estructura de clan o linaje familiar. Luna nueva, por tanto, nos presenta una sociedad futura, que sin embargo ha regresado a un estado primitivo, feudal. Es un territorio nuevo; un territorio cruel y sin ley, que rápidamente retrotrae al viejo mito de la frontera. La acción de la novela se centra en la más reciente de las cinco familias: Los Corta, de ascendencia brasileña. Lo hace a través de varios de los miembros del clan.

tumblr_m6njy5URwy1r4wtt1o1_400
El jiu-jitsu brasileño es una de las muchas referencias culturales de la novela

 

Gracias a las conversaciones de la gran matriarca de los Corta, Adriana, también conoceremos el pasado reciente de la Luna y de la Tierra, a través de flashbacks narrados en primera persona que, para el gusto del que escribe estas líneas, constituyen lo mejorcito de la obra. Gran labor de construcción de personaje, tanto, que por momentos creeremos encontrarnos ante los recuerdos de una persona de verdad.

Pero la trama la llevan otros. Tres de los hijos de Adriana: Rafa, Ariel y Lucas, el hijo de este último, Lucasinho, y una inmigrante terrestre que trabaja para la familia, Marina Calzaghe. Ellos constituyen las voces principales de una novela coral en la que iremos saltando del punto de vista de los personajes, a través de escenas de dos o tres páginas (a veces menos).

dakkar-23037
La novela tiene poca acción, pero la escena de las motos levantando polvo lunar a través de llanos y cráteres es brutal.

 

Obviamente, se conecta más con algunos de ellos que con otros. En el plano positivo, lo breve de las escenas es que ninguna de ellas se te atraganta, cuando te encuentras leyendo sobre uno de los personajes que te importan poco. En el plano negativo, el arranque de la novela es fragmentario y algo caótico, y el lector habrá de dar un voto de confianza al autor hasta que, alrededor de la página 200, las líneas se vayan juntando y el lector empiece a conocer lo suficiente a los personajes principales como para sentirse  cómodo cuando aparecen.

En un satélite en el que no hay nada, el gusto por lo material adquiere una especial significación. En la novela aprenderemos de moda, estilos, diseñadores, décadas. En imagen, un vestido de Balenciaga.

 

McDonald nos presenta una sociedad banal y brutal, en la que la preocupación y minuciosidad en la vestimenta, las fiestas, las apariencias, el deporte y el sexo constituyen los valores. ¿Os suena? En este sentido, el autor triunfa al utilizar la ciencia ficción como catalizador especulativo del presente. Una sociedad futura que ha resultado odiosa al que escribe estas líneas, pero no digo esto como una crítica, sino como un éxito del autor al presentarnos el reflejo y evolución de nuestra propia, inmediata sociedad. De hecho, se utiliza la palabra “banalidad” para referirse al sistema de valores-relaciones sociales de la Luna en dos ocasiones, dejando lo intencionado de esta visión.

Adriana Corta, con sus 80 años, constituye un puente entre el futuro de la sociedad lunaria y nuestro presente, a través de los mencionados flashbacks que retrotraen a temas como los escándalos y protestas sociales en los Juegos Olímpicos de Río, o los refugiados sirios.

2a7b66ac992417fe5a8d1ce590e292d4
Aprenderemos moda en este lectura. En foto, un vestido de Balenciaga como los que gustan a Ariel Corta

 

El estilo narrativo es por lo general bastante periodístico, para facilitar una rápida lectura. Sin embargo, en ocasiones se deja llevar por descripciones muy plásticas y conseguidas. La ambientación está lograda, un recordatorio constante de que el medio es hostil y el aire que los personajes respiran es prestado, plagado del nocivo polvo lunar. La traducción es excelente y la revisión sencillamente perfecta, no me he topado con una sola errata.

Antes de darnos la bienvenida oficial, la LDC nos plantó el chib en el ojo. Teníamos diez aspiraciones gratuitas y después empezábamos a pagar. Hemos estado pagando desde entonces. Aire, agua, carbono, datos. Los cuatro elementos. Usted nació aquí y no recordará una época en que no tuviera esos números en el ojo, pero le aseguro que la primera vez que se ve un cambio en los números por una oscilación del mercado, la respiración se atraganta. No hay nada que transmita mejor la impresión de no estar en la Tierra que inspirar a un precio y espirar a otro.  

Luna-New-Moon-Ian-McDonald-616x942

Poco me queda por decir. He intentado escribir lejos de la pasión, presentando al lector los elementos de la novela para que decida por sí mismo. Llegados a este punto, agradecerle a Nova su ejemplar de cortesía, pero sobre todo, su apuesta por el género Ci-Fi a través de una edición que exuda seriedad y calidad.

Ficha de Luna Nueva en Nova

¡Comparte y vencerás!
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Tumblr0Pin on Pinterest0

Una respuesta

  1. ¡Buenos días por la mañana!

    Hemos enlazado tu reseña en el Jardín, por si te interesa saberlo:
    http://lasmalashierbasnuncamueren.blogspot.com.es/2017/04/luna-luna-nueva-de-ian-mcdonald.html

    Un saludo urticante,
    O.

Dejar una opinión