Reseña: VIOLETA EN EL JARDÍN DE FUEGO, Alicia Sánchez Martínez

Reseña: VIOLETA EN EL JARDÍN DE FUEGO, Alicia Sánchez Martínez

publicado en: ¿Qué se cuece? | 4

Reseña para los Premios Guillermo de Baskerville 2016, una iniciativa de Libros Prohibidos

Por Víctor Blanco

 

“Violeta es una adolescente que, además de tener un cuerpo extraño (es alta y muy delgada, como un esqueleto viviente) asegura tener poderes paranormales. Cuando su madre, Sola, sufre un ictus, Violeta quedará a merced de todos aquellos que quieren aprovecharse de ella: Flora, una escritora romántica que pretende lucrarse con sus poderes, Dalia, una dominatrix obsesionada con su inusual belleza y, sobre todo, el doctor Alexander, un científico loco que desea utilizarla en sus crueles experimentos.
Pero Sola logra recuperarse y no tardará en vengarse de todos aquellos que han querido arrebatarle a su pequeña. Con el cuerpo y el alma deformados por el dolor, la madre coraje luchará con uñas y dientes para proteger a su hija, la niña rara, la atracción de feria, la flor más hermosa del jardín de fuego”

 

violeta-portada-completa

 

Novela difícil de catalogar. Una historia proteica, que bebe de distintos géneros y referencias. Apuesta siempre arriesgada de la que Violeta en el jardín de fuego sale bien parada, según el criterio del autor de estas líneas.

Quizá, en mi opinión, si esta obra ha de recibir una etiqueta, sea la de “Bizarro”. Cumple, siempre desde mi perspectiva personal, con los postulados que defienden los propios cultivadores de este (valga la redundancia) extraño género. Veamos:

 

1. Bizarro, en pocas palabras, es el género de lo extraño.
2. Es el equivalente literario de la sección de culto de un videoclub.
3. Como las películas de culto, el bizarro a veces es surrealista, a veces vanguardista, a veces ridículo, a veces sangriento, a veces al borde de la pornografía y casi siempre una ida de la olla.
4. El bizarro no solo se esfuerza en ser extraño sino también fascinante, que haga pensar y sobre todo que sea divertido de leer.
5. El bizarro suele tener cierta lógica de dibujos animados que, al aplicarla al mundo real, crea un universo inestable en el que lo grotesco se convierte en normal y lo absurdo toma cuerpo.

(Fuente: Orciny Press)

 

Y es que el punto 3 parece hecho a medida para Violeta en el jardín de fuego. Pues estamos ante una novela que, como las películas de culto, a veces es surrealista, a veces vanguardista, a veces ridícula, a veces sangrienta, a veces al borde de la pornografía y casi siempre una ida de la olla. Pero ante todo, cabe decir que nos encontramos ante una obra literaria excelentemente escrita.

Antes del análisis, felicitar a AppleHead Team por su apuesta, por la edición y también por su precisa sinopsis, que nos promete sin equívocos ni trampas lo que encontraremos en este pequeño, valiosísimo librito.

 

cabecera-blogg
Javier Botet, actor que representó la niña de Medeiros en “Rec”. Padece el síndrome de Marfan, parecido al que afecta a la protagonista de la obra.

 

Violeta es una niña muy especial. No solo por sus peculiaridades físicas, sino por su capacidad de ver en el interior de las personas. Como en los mejores guiones cinematográficos, un catalizador rompe su mundo más o menos ordenado para arrojarla a la odisea que es su historia. Apartada de la protección de Sola, su madre (su diosa, su entero universo, casi la única persona que conoce), caerá en manos de varios personajes sin escrúpulos, que no tienen otra finalidad que aprovecharse de ella:

  1. La escritora de novela romántica Flora
  2. Dalia, secretaria de día y dura dominatrix de noche
  3. El científico loco Alexander

Cada uno de estos personajes teñirá la novela de su propio tono en fases bien diferenciadas, pero armonizadas por los dos elementos primordiales a nivel formal: un narrador sólido, fluido, pero que tiene algo que contar, y un sentido del humor mórbido que se administra en su justa medida, es decir, que consigue ser negro sin carbonizarse.

La banalidad de Flora y el amarillismo de las publicaciones de las revistad de ocultismo, el ambiente BDSM y el ansia de Dalia de progresar en una extraña sociedad secreta, la crudeza y sadismo del doctor Alexander… cada uno de estos mundos es creíble y está excelentemente bien documentado. Por otra parte y uno de los mayores logros de la autora, la relación entre estos personajes está muy bien tejida, es decir, no se “rompe” en ningún momento la armonía de la novela como un todo.

 

¿Loco? Todo lo hice en nombre de la ciencia.
¿Loco? Todo lo hice en nombre de la ciencia.

 

En este sentido, quede advertido el lector que Violeta es un personaje bastante pasivo; la trama queda en manos de estos peculiares individuos que la codician, cada uno por sus propios objetivos. Pero, si el autor de estas líneas ha comprendido algo, están impulsados por el mismo motor. Todos los personajes adultos son corruptores que buscan beber de la pureza de Violeta como si del Santo Grial se tratase. Una búsqueda que no tiene nada de Santa, ni posee otro objeto que dar sentido a sus descarriadas y caducas vidas. Con toques bizarros si se quiere, Violeta en el jardín del fuego es ante todo una historia que nos habla de la inocencia individual en contraposición al mundo corrupto, desviado y egoísta que nos rodea.

 

Como aporte negativo, quizá el desenlace me haya resultado un poco atropellado, agolpado. Algunos puntos de la trama podrían estar más justificados narrativamente. Es difícil hablar de esto sin spoilers; baste con decir que, como lector, agradezco que el autor me haya dejado alguna pista cuando intenta darle a la trama un volantazo digno de Dom Toretto.

 

tumblr_mn5zxngtk81r4hxv8o1_500
Voy a darle a este libro el giro que merece.

 

La brevedad y el cuidado ritmo ayudan a la historia. Los personajes tienen las escenas justas; incluso, a veces, te dejan con ganas de más. Lo cual siempre es positivo y ayuda a que el ritmo de la lectura sea vertiginoso. Esta es una novela que se lee de una o dos sentadas, dependiendo de la impaciencia del lector.

Ayuda a esto el impecable estilo literario de Alicia Sánchez Martínez; de los más limpios y sugestivos que he encontrado en lengua castellana. Un claro ejemplo de que sencillo y directo no significa ni simple ni plano.

img_9255
Alicia firmando ejemplares en la presentación de Librería Gigamesh

 

Recapitulando, esta es una historia gamberra, impactante y original. Muy bien escrita en cuanto a calidad de página; con algunos apaños narrativos que podremos pasar por alto si somos un poco cómplices, si seguimos el dictamen de que la novela tiene su propio ritmo, su propia lógica. Violeta en el jardín de fuego te atrapa, te divierte, te sorprende y a veces te remueve las tripas, algo que no todas las novelas de género pretenden o logran conseguir.

Felicitaciones, por tanto, a AppleHead Team por su apuesta y a Alicia Sánchez Martínez por su trabajo. Esta ha sido una reseña ronin. Volveremos pronto con nuestro análisis de “El Demacre“, otro de los finalistas al Premio Guillermo de Baskerville 2016.

 

¡Comparte y vencerás!
Share on Facebook0Share on Google+1Tweet about this on TwitterShare on Tumblr0Pin on Pinterest0

4 Respuestas

  1. Hay una cosa que me echa para atrás. Parece que hay cosas que van muy rápido y con una justificación un poco pobre. ¿Hasta qué punto es esto negativo?

    • Ronin Literario

      Uno de los grandes éxitos de la novela, para el que escribe estas líneas, es conseguir que resulte creíble dentro de su propio universo. Sí que es cierto que se trata de una novela de lectura rápida. Difícil responder a tu pregunta, por cuanto la lectura es un acto íntimo y distinto para cada persona.

  2. Alicia Sánchez

    Madre mía! Qué subidón! Me siento como una actriz novel recibiendo el Oscar de la Academia! Muchas gracias Victor y Ronin Literario por la excelente reseña. No sé qué es lo que me hace más ilusión, si las bonitas palabras que me dedicas o el hecho de que hayas entrado tan bien en esa intrincada jungla narrativa que es Violeta. Muchísimas gracias!

    • Ronin Literario

      Hola Alicia. La novela es estupenda y nos sentimos muy dichosos de haberla descubierto. Todo el mérito, en este sentido, es de Libros Prohibidos por su selección de finalistas entre 70 lecturas.

      Gracias a ti por escribir y por haber tratado la literatura de género de forma tan impecable.

Dejar una opinión